Nunca pierdas tus sueños

image1

«Siempre quise ser una terapeuta de la salud mental. Desde que estaba en la escuela superior, he disfrutado de animar a la gente y darle esperanza. Pero me perdí en el camino. Me pillaron en un mundo de adicción. Perdí diez años de mi vida en las drogas. Me detuve cuando quedé embarazada de mi hijo, pero para entonces era demasiado tarde para regresar a la escuela. Comencé a trabajar como gerente de oficina. Nunca perdí completamente mi sueño. Pero lo puse en un estante durante treinta años. Hace cinco años lo saqué del estante. Escuché a una señora en mi coro hablando de cómo se matriculó en un colegio de la comunidad. Fui allí al día siguiente. Estaba nerviosa el primer día de clase. Todas esas viejas voces me decían: “Tu nunca terminas nada”. Pero le dije: “Jodánsen” a las viejas voces. Y comencé a obtener A. En mi primer examen, obtuve la única puntuación perfecta en la clase. Me gradué a la edad de 50. Obtuve mi maestría a los 55. Y anoche completé un curso de primeros auxilios de salud mental. Estoy tan cerca ahora. Todavía hay miedo. Solía tener miedo de que nunca pasara. Ahora tengo miedo de que pase. Las viejas voces intentan regresar a veces. Me dicen: “Puedes descansar”, o “Te has ganado un descanso”. Pero no voy a parar esta vez. Alguien está esperando que termine porque necesita mi ayuda.»

Bibliografía: Humans of New York
Traducido por: Gabriel J. Vázquez Badillo

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s